martes, 21 de diciembre de 2010

Mourinho la Mano derecha de Florentino


La cita era a partir de las dos en el Palco del Bernabéu. Florentino y Valdano esperaban en perfecto estado de revista. Mourinho, por algo fue apodado The Special One, llegó el último, a las 14:27h. Muchos testigos y pocos reproches. No era el momento. De hecho, Florentino y Mourinho se fundieron en un abrazo efusivo al llegar a la cita gastronómica.

El presidente, para evitar males mayores, colocó al portugués a su derecha, que a su vez tenía en la misma orientación a Fernando Fernández Tapias (vicepresidente). Valdano, al que Mou lanzó un dardo envenenado en la víspera del ágape ("Estoy cansado de ser yo el que ataque al árbitro y defienda al equipo") se situó entre el otro 'vice', Eduardo Fernández de Blas, y el capitán del equipo de fútbol, Iker Casillas. Y a su vera, otra leyenda viva, Alfredo Di Stéfano. Los dos le hicieron más relajada la comida al director general porque las miradas con Mourinho, que estaba justo enfrente de él, apenas se cruzaron.
Hace un año, en la misma comida, Florentino optó por sentarse junto a los capitanes, Raúl y Felipe Reyes. Pellegrini estaba justo al otro lado de la mesa. El presidente quiso ayer, de esta forma, enviar un mensaje de acercamiento institucional hacia Mourinho.
En el discurso de Florentino, mientras Cristiano, Kaká y resto de profesionales iniciaban la digestión de la ensalada de bogavante y el faisán a las uvas con cebolletas glaseadas del menú navideño, se apeló al pasado ético que ha dado brillo a esta institución: "El Madrid tiene 108 años de historia y la imagen es uno de los valores que siempre nos han inculcado como parte innegociable de nuestro patrimonio".
Distancia. No ahondó en la herida Mourinho. Saludó educadamente a Valdano e hizo un aparte con Florentino de apenas tres minutos. De hecho, come un par de veces al mes con su presidente, al que traslada los informes deportivos para reflejar todas sus quejas. No hace lo mismo con Valdano. Por eso pidió en su día que el club contratase a Zidane. Le quiere lejos. Es así...
Mourinho se ha quejado en privado de no sentirse respaldado por el club tras el 5-0. Tampoco le gustó que a la comida de capitanes con Florentino, Valdano y Pardeza sólo acudieran Iker y Ramos, quedando fuera Diarra y Marcelo (tercer y cuarto capitán). Y le enojaron las filtraciones que sitúan a Pepe como un pesetero capaz de pedir seis millones limpios al año.
El club, oficiosamente, sostiene que Valdano seguirá en su puesto y que Mou debe entender que no ficharán en enero a Hugo Almeida, un 9 de perfil bajo ("mataría a Benzema"). Además, creen que tras el 5-0 y en la guerra dialéctica con Preciado, el primero en salir a defenderle fue Valdano. Florentino dijo ayer "pelillos a la mar". Veremos a la vuelta de los turrones.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More